Soluciona360

Cómo mejorar la eficiencia energética

El excesivo consumo de energía en el hogar siempre se puede traducir como un alto precio monetarios innecesarios, pero a su vez también se puede interpretar como impacto ambiental gracias al derroche de energía que obliga a que se produzca más, más rápido y sin importar cómo.

Es por ello, que es de vital importancia mejorar la eficiencia energética en el hogar para evitar esos gastos superfluos, y contribuir en menor o mayor medida con el medio ambiente, tomando en consideración de que, cerca del 50% de consumo energético en España, proviene de las viviendas.

No obstante, muchas personas desconocen las maneras en la que pueden ahorrar y mejorar la eficiencia energética en el hogar, ya sea ella eléctrica o gasística. Por esto, más adelante veremos algunos trucos para mejorar la eficiencia energética en el hogar, pero antes debemos ver en qué nos beneficia el ahorro energético.

mejorar eficiencia energética

¿Porque se debería ahorrar energía?

Ahorrar energía es, en pocas palabras, gastar menos dinero y recursos en general, obteniendo los mismos resultados y beneficiando el ambiente. Lo único que es necesario hacer es cambiar la manera de comportarnos y configurar nuestro modo de consumo. Para modificar esos hábitos te puedes valer, incluso, de la tecnología, si sientes que por tu cuenta no lo puedes lograr.

Menos gastos

Si se eliminan estos gastos innecesarios, no solo nos beneficiaría nuestra cartera, sino también, como ya habíamos hecho mención, contribuirían en gran parte con el ambiente. Ahora bien, ¿cómo podemos ahorrar la energía eléctrica?

Ahorro de energía eléctrica

Para mejorar la eficiencia energética en el hogar es primordial mejorar nuestro consumo eléctrico. Para ello, existen unos tips que son de increíbles utilidad y que muestran resultados sorprendentes.

Los climatizadores

Gran parte del consumo eléctrico proviene del uso de la calefacción y de los aires acondicionados. Para lograr que estos den el rendimiento necesario es importante asegurarse de que las ventanas y puertas estén cerradas la mayor parte del tiempo esto para evitar que el frío entre el interior de la residencia.

Otro aspecto importante que tomar en cuenta para ahorrar energía por medio del uso adecuado de los climatizadores, es el aislamiento térmico. Que el techo, paredes, o suelo de nuestra casa, estén elaborados a base de materiales con aislamiento térmico, proporciona una excelente ayuda a los sistemas de calefacción o enfriamiento.

El uso adecuado de estos materiales, en conjunto con los climatizadores, ofrecen la posibilidad de reducir considerablemente el consumo de energía eléctrica en nuestro hogar. Esto queda reflejado en nuestra factura.

Apagar las luces

Normalmente, las personas tienden dejar las luces encendidas luego de salir de algún espacio, sin tomar en cuenta que los bombillos encendidos consumen grandes cantidades de energía. Si apagamos las luces al salir del cuarto, cocina, baño u otro espacio de la casa, ahorraríamos miles de vatios al mes.

Las bombillas ahorradoras

Para producir aproximadamente 1.500 lúmenes, una bombilla tradicional necesita alrededor de 100 Watts (vatios). Para producir la misma cantidad de Lúmenes, una bombilla ahorradora requiere solo de 23 Watts, y a su vez una bombilla LED necesita de solo 20 watts para generar los mismos 1,500 lúmenes, por lo que es evidente que un cambio de bombillas será importante.

Sería prudente comenzar a descartar las bombillas tradicionales o incandescentes, y empezar a emplear las lámparas ahorradoras, para un consumo más consciente y eficiente.

Aparatos conectados

Una costumbre que la mayoría de las personas tiende a realizar, es dejar conectados los aparatos eléctricos y electrónicos cuando no están siendo utilizados, ignorado por completo que estando así, estos consumen gran cantidad de energía, aunque estén apagados.

Sacando un estimado, el 6,5% del consumo energético total de la casa, proviene de estos aparatos en Standby. Sin importar que estos estén inactivos o apagados, estos productos consumen un 10% de la energía total que necesitan para su normal funcionamiento.

Tener el teléfono conectado, aunque esté totalmente cargado, o el televisor enchufado estando este apagado, son errores que, si evitamos cometer, podemos ahorrar tanta energía como dinero.

Más recomendaciones

El agua caliente

Otro error común, que esta vez suele cometerse a la hora de ducharse, muchos dejan el agua calentarse más de lo que se necesita, para luego irónicamente, dejarla enfriar. La mala utilización de esto, se ve reflejado en el consumo eléctrico y consecuentemente también en nuestra cartera.

Ahorro de gas

Los gastos en servicios de gas, son cuotas que se pueden reducir significativamente. Para optimizar la energía en el hogar y reducir el impacto del gasto en las facturas, presentaremos algunos consejos prácticos y útiles para el consumo racional de gas.

Calentar solo las habitaciones que se usan

Esto es un factor importante, muchas personas tienden a calentar toda la casa, incluyendo las habitaciones que nadie ocupa, esto se traduce como gastos de gas totalmente innecesarios, y se reflejan en nuestras facturas.

Usar adecuadamente la cocina

Normalmente todos cometemos errores mientras cocinamos, que a simple vista parece insignificante, pero a largo tiempo tiene un gran impacto en el consumo total de gas.

Lo que se recomienda hacer para ahorrar el gas mientras se cocina, es tapar las ollas, esto para evitar que se escape el calor, y así se cocerá más rápido la comida, cerrar la hornilla luego de retirar la olla, apagar la hornilla antes que se termine de cocer los alimentos y utilizar el calor residual que queda en la hornilla para cocinar la comida.

Verificar el color de la llama

Mientras se está cocinando, se debe observar constantemente el color de la llama del fogón, está siempre debe ser azul, si es rojiza o de algún color similar, se está desperdiciando grandes cantidades de gas. Si esto sucede, se recomienda apagar la hornilla, sacarla, limpiarla y verificar que todos los orificios estén abiertos.

En conclusión, existen diversas maneras de ahorrar energía, solo depende del nivel de conciencia de cada persona. Si se siguen estos consejos, se puede ahorrar significativamente dinero y energía que no solo sería beneficioso para nuestra cartera, sino también para el medio ambiente.

Para una mayor información, puedes acceder a través de este artículo o haciendo clic aquí.