Soluciona360

Dar de alta el gas natural con holaluz

Reducir el consumo de energía no renovable es aún una meta en progreso, sobre todo con tanto catálogo de tarifas, tarifas PVPC regualadas, con Discriminación Horaria...ya que, si bien los gobiernos y muchas organizaciones de la sociedad civil están poniendo en marcha acciones tendientes al desarrollo sustentable, lamentablemente, la mayor parte de la energía que consumimos diariamente como especie - y por lo tanto, también como españoles- no forman parte del grupo de las energías renovables.

Consumir energía resulta imperativo dado que la energía juega un papel fundamental tanto en nuestra vida cotidiana como en el quehacer de las grandes empresas e instituciones. Acciones tan simples para la vida moderna como usar el lavarropas, ver televisión o incluso acercarse al calefactor en un día de invierno para encontrar cobijo, serían imposibles si no existiera la energía. En las grandes empresas, por su parte, las maquinarias se mueven también gracias a esta fuerza. Debido a esto, podemos decir que inclusive los productos que compramos en el almacén están a nuestro alcance gracias a la energía que pone en movimiento a la fábrica de los fideos que compramos en el supermercado esta mañana.

Reducir el consumo de energía no renovable es igual de imperativo puesto que compromete la sostenibilidad de nuestra especie en nuestro hábitat.

Reducir consumo energía no renovable, Reducir el consumo de energía con energía

Tipos de energía

Las diferentes formas de energía pueden dividirse en dos grandes grupos: las energías renovables y las energías no renovables. Las primeras se caracterizan por su presencia ilimitada (o casi) en la naturaleza, por lo cual no corren peligro de reducirse drásticamente o desaparecer como sí es el caso de las energías del segundo grupo (energías no renovables).

Podemos citar como ejemplos de energías no renovables a los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) y a la energía nuclear (fisión y fusión nuclear). Las energías renovables, por su parte, son: la energía mareomotriz (mareas), energía geotérmica (calor de la tierra), energía hidráulica (embalses), energía eólica (viento), energía solar (sol) y energía de la biomasa (vegetación).

Transición energética

La transición energética (para algunos también llamada revolución energética) que están llevando a cabo numerosos países implica el pasaje progresivo desde un tipo de energía (las no renovables) hacia otro (las renovables). Este cambio radical que se está llevando a cabo tuvo un fuerte impulso a partir del año 2012, año que fue declarado por Naciones Unidas como Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos.

Reducir consumo energía no renovable, Reducir el consumo de energía con energía

Eficiencia energética

Numerosos gobiernos están estableciendo planes de eficiencia energética con el objetivo de reducir el consumo de energía, es decir, utilizar una cantidad de esta fuerza menor que la que se utiliza actualmente para un mismo trabajo.

Reducción del consumo de energía eléctrica

Hay diferentes formas de ahorrar energía teniendo en cuenta, sobretodo, el ámbito de la vida cotidiana del que estemos hablando. Esto quiere decir que, si bien las grandes empresas y corporaciones deben reducir también su consumo de energía eléctrica, el ciudadano español común también puede (y tiene que) hacer su parte.

En el ámbito doméstico, como consumidores conscientes de energía, deberíamos observar el etiquetado de los electrodomésticos, el cual nos indica el consumo de energía. La etiqueta clasifica a los productos desde la A (ahorro energético máximo) hasta la G (gasto energético). El Estado subvenciona la fabricación de equipos de tipo A.

También es posible ahorrar en el hogar utilizando lámparas de bajo consumo. Debemos tratar de evitar las calderas eléctricas ya que requieren de mucha potencia. En su caso podrían utilizarse calderas de condensación.

En cuanto a los dispositivos informáticos es necesario, para favorecer el ahorro energético, no olvidar seleccionar la opción de Sleep, Stand by o Ahorro de Energía cuando se los deja de utilizar por un tiempo corto. Si nos vamos de vacaciones o no los usamos en todo el fin de semana, debemos optar por la opción Apagar.

En lo que respecta al uso del automóvil debemos fijarnos también en la etiqueta, elegir autos eléctricos o híbridos según nuestras posibilidades o bien, mejor aún, elegir otras formas de movilidad alternativa como el transporte público o, incluso, compartir coche con compañeros de trabajo o de estudio. Alternando el vehículo y el conductor, no solo se ahorra energía sino también mucho dinero. También la forma en que conducimos puede forzar más o menos el motor y gastar así cantidades distintas de energía. Debemos ser cuidadosos, entonces, a la hora de manejar.

Los edificios, por su parte, cuentan con un certificado que informa de manera objetiva sus características energéticas con el fin de favorecer desde el gobierno la creación de los edificios más eco-sustentables.

La energía termosolar: una alternativa posible a la reducción del consumo de energías no renovables

La energía termosolar utiliza la radiación solar incidente para producir calor. Este último se obtiene a través del aumento de temperatura de un fluido como el aire o agua. Es un buen reemplazo ecológico para las calderas eléctricas.

La casa solar pasiva y la casa de energía solar positiva: al abrigo del sol

Las casas solares pasivas aprovechan el calor proveniente del sol a través de fenómenos físicos básicos como la conducción, la radiación y la convección del calor. El aislamiento resulta fundamental en este tipo de casas.

En las casas energéticas positivas, la energía solar es aprovechada mediante el uso de otros dispositivos electromecánicos para volver a hacer circular el calor.

El autoconsumo como propuesta de eficiencia energética: modelos para todos los gustos

El autoconsumo energético es definido como la instalación de un generador de energía para la utilización propia. A diferencia del consumo convencional, el autoconsumo energético no solo ahorra energía y dinero, sino que otorga independencia energética. El autoconsumo puede ser tanto individual como colectivo/compartido. En este último caso se pueden aprovechar los beneficios de la economía de escala, asociándose con otros consumidores energéticos próximos, por ejemplo, vecinos del mismo edificio. Incluso mayores utilidades son posibles: la energía excedente se puede inyectar a la red y vender.

En definitiva, reducir el consumo de energías no renovables es una fase ineludible en la transición energética, la cual podemos acelerar haciendo un uso sustentable de la energía en nuestra vida cotidiana.

A través de este sitio, te informarás cómo disminuir tu consumo de combustibles fósiles a nivel de tu hogar. Además, en este enlace donde podrás apreciar como reducir consumo y aprovechar renovables.

Podrá saber más sobre como calcular la factura de la luz, tener el autoconsumo de electricidad y la transición de energía a través de nuestro portal.

También encontrarás más información en el vídeo.